Centenario del Atlético de Madrid: Valor, historia y esencia

El Centenario del Atlético de Madrid es una fecha que todo atlético guarda con gran cariño. Por ello, no he querido dejar pasar la oportunidad de hacer mi pequeño homenaje, en forma de vídeo, por sus 117 años de historia.

Centenario del Atlético de Madrid. 26 de abril de 1903. ¡117 años! Quién diría que con tantos años a las espaldas, te verías mejor que nunca. Qué de momentos vividos, cuantas páginas escritas en tu historia con instantes imborrables…

¿Recuerdas cómo empezó todo? Los primeros partidos en el campo de O’Donell, la primera camiseta con las rayas rojas y blancas, la creación del Atlético Aviación, los títulos ganados en el querido Estadio Metropolitano, etc

Si hacemos un repaso por tus más de 117 años, personas tan importantes, como: Escudero, Ben Barek, Adelardo, Luis Aragonés, Leivinha, Pantic, Kiko, Futre, Simeone, Fernando Torres, Gabi… Han marcado un antes y un después en tu vida. Y en la de todos los atléticos.

Y qué me dices del Estadio Vicente Calderón… Ese lugar mágico donde equipo y afición encontraban la sinergia perfecta para alcanzar la gloria. Aún, cuando paseas a orillas del Manzanares, se escuchan los cánticos ensordecedores de tu afición coreando tu himno. Y no dejarán de sonar nunca.

En cuanto a los títulos, ¡qué te voy a decir! Has hecho a tu afición vibrar y sentir el éxtasis en su cuerpo con la mayor de las alegrías, pero también les has provocado las lágrimas más amargas en momentos que siembre recordarán.

No podemos terminar sin hacer mención a uno de tus motores: tu afición. Aquellos que llenan Neptuno tras cada título, pero que también te han rescatado del infierno cuando las cosas no iban bien. Nunca te han dado la espalda. Y nunca lo harán. Porque la lealtad y el amor a unos colores está por encima de todo; por encima de todos.

¡Felicidades Atleti! Por otros 117 años llenos de valor, esencia e historia.

Este es el texto que podéis escuchar en el vídeo del Centenario del Atlético de Madrid locutado junto a mi compañero y amigo Javi Rodríguez. Una vez más: gracias.