Diego Godín: su futuro

Diego Godín, capitán del Atlético de Madrid, será jugador del Inter de Milán la próxima temporada. Esta afirmación será 100% real si alguien no lo impide. Y el tiempo ha empezado a correr en contra de todos aquellos tienen como deseo que él, Godín, siga jugando como local en el Metropolitano la campaña 19/20. Y es que la pelota ya no está en el tejado del jugador uruguayo tal y como puede pensar la gente.

Mucho viene sonando desde enero que el charrúa tiene contactos más que avanzados con club italiano. Y así es. Como ya conté hace unos meses, Diego Godín en sus conversaciones para renovar, por el que él mismo ha dicho que es «el equipo de sus amores», no ha dado toda la prioridad al dinero. Sí pidió una ligera subida de ficha, siendo conocedor de las cantidades que se han manejado con algunos de sus compañeros, pero nada desorbitado. Ese no era el problema por ninguna de las partes. El culpable ha sido solo uno: el tiempo; la única condición que solicitó a los dirigentes del Atlético de Madrid ha sido que el periodo de renovación fuera más extenso, ya que se le ofrecía un año más de contrato, siendo esto insuficiente a modo de ver del todavía capitán. Godín quiere mínimo dos.

Muchas han sido las conversaciones que se han sucedido desde principios de año entre el jugador, su representante y la directiva del club. Un tira y afloja en el que nadie ha dado su brazo a torcer y ha desencadenado en una firma. La firma de Godín en el pre contrato que tiene con el Inter de Milán, a razón de dos temporadas con opción a una tercera por 5,5 millones de euros al año. Más de lo que actualmente está ingresando en el Atleti. Bastante más. Pero ojo, en citado pre contrato hay una cláusula que podríamos denominar: la cláusula. Y es que, Godín ha firmado con el Inter poniendo la condición de que si el Atlético de Madrid decide ampliar los años que le ofrece para quedarse, ese contrato no tendría ninguna validez. El uruguayo no ha podido dar más muestras de cuál es su prioridad. Su deseo.

Diego Godín, que cumplió el pasado mes de febrero 33 años, llegó al Atleti en 2010 como un gran desconocido que se fue dejando descubrir en el campo y fuera de él siendo hoy en día una de las personas referencia para nuevos y no tan nuevos en el vestuario rojiblanco. Ha conseguido casi todos los títulos con Simeone: Copa del Rey, Supercopa de Europa, Europa League, Supercopa de España y la Liga. Con su gol. Con su cabeza. Y, sobre todo, se ha ganado el respeto, cariño y admiración de todos aquellos que forman el Club Atlético de Madrid.